Desarrollo de la autoestima

Tener una buena autoestima implica se conscientes de las virtudes y defectos propios reconociéndolos en su justa medida, sin amplificarlos ni reducirlos.

En psicología la autoestima es la percepción emocional profunda que las personas tienen de sí mismas sobre la base de las sensaciones y experiencias que han ido incorporando a lo largo de la vida.

Tener una buena autoestima implica se conscientes de las virtudes y defectos propios reconociéndolos en su justa medida, sin amplificarlos ni reducirlos, afirmando que en cualquier caso cada persona es valiosa y única; implica por tanto tener dignidad, respeto hacia uno mismo y consecuentemente hacia los demás. La autoestima es un requisito indispensable para las relaciones interpersonales sanas.

Cuando una persona tiene su autoestima baja:

  • No reconoce sus dones naturales.
  • Se le dificulta tomar decisiones.
  • Actúa a la defensiva.
  • Culpa a los demás por sus debilidades.
  • Muestra confusión, impotencia, entre otros.

Terapia y aumento de la autoestima

Con la terapia se aprenderán nuevas formas de pensar y afrontar situaciones cotidianas, los problemas, y sobre todo aquello que causa malestar. Se aprenderá a afrontar sentimientos y sensaciones, como el estrés, la timidez, el miedo.

Al mejorar la autoestima, y por lo mismo la imagen que tiene de uno mismo, muchos aspectos de la vida cotidiana que antes parecían dramáticos, confusos e imposibles de superar es posible abordarlos de una mejor manera.

Se aprende a ser dueños de nuestros pensamientos y nuestras sensaciones, cambiando pensamientos distorsionados o irracionales por otros realistas y racionales lo cual genera beneficios en todos los aspectos de la vida, incluso en la salud del cuerpo.


Entre en contacto

Lo invitamos a que utilice el siguiente formulario si quiere mayores informes.


 

Dirección

CDMX
Teléfono: 56-2485-9393